La revista de laboratorio


En la nueva Bimos Labspace, usted encuentra artículos importantes sobre los temas más diversos en torno al laboratorio. Y, con la práctica función de filtro, puede visualizar de forma sencilla y directa los temas que le interesan.
13.09.2017

Productos desinfectantes para la limpieza de la silla de laboratorio


Producto desinfectante silla de laboratorio | silla de laboratorio limpieza

Las principales preguntas sobre el material para la higiene del laboratorio



Con la mera limpieza no basta: en los laboratorios siempre debe reinar la higiene sin concesiones. Así sucede en los laboratorios de toda clase, desde el sector farmacéutico hasta el químico, pasando por la biotecnología y la sanidad. La razón es que hasta las impurezas más minúsculas pueden perjudicar, falsear y hasta inutilizar por completo los resultados del trabajo. Para matar o inactivar los microorganismos se emplean productos desinfectantes de lo más variado. La mayoría contienen alcoholes en altas concentraciones, p. ej., isopropanol. A menudo estos productos son muy agresivos y, a largo plazo, pueden atacar los materiales. Esta circunstancia puede suponer un verdadero reto para el equipamiento, especialmente para los objetos sometidos a una carga intensa por su limpieza frecuente, como, p. ej., las sillas de laboratorio.



Para limpiar con eficacia la silla de laboratorio: cuero sintético y acolchado integral

Para poder hacer frente a los exigentes requisitos de higiene, los materiales de las sillas de laboratorio deben ser, ante todo, resistentes a los productos de limpieza y desinfectantes más usuales. Especialmente espinosas son las exigencias que se plantean a los asientos, ya que estos deben ser aun así lo más suaves y cómodos posible. El cuero sintético, p. ej., combina aspectos higiénicos con un gran confort de asiento. Las sillas de laboratorio con estos acolchados presentan una inmejorable resistencia contra los productos de limpieza y desinfectantes más habituales y, al mismo tiempo, aseguran la comodidad del asiento. Si se demanda que una silla de laboratorio tenga una gran resistencia contra las influencias mecánicas, la elección correcta es una superficie de asiento de espuma integral. En este caso también es preciso tener en cuenta que la calidad del acolchado pueda soportar la alta solicitación provocada por los productos de limpieza y desinfección. Ello se debe a que la limpieza frecuente con sustancias agresivas puede provocar que, con el tiempo, las superficies se vuelvan quebradizas, agrietadas y duras.



Bimos y su resistencia certificada a los productos desinfectantes

La gama de sillas de laboratorio de Bimos cuenta con su propio planteamiento de diseño orientado a la higiene. Además del uso de formas en unión positiva, que garantiza que las impurezas no se puedan depositar en hendiduras ni junturas, el enfoque se centra en el material empleado. Sus superficies no solo son fáciles de limpiar, sino que además presentan de manera duradera una alta resistencia a todos los productos de limpieza y desinfección empleados para limpiar laboratorios. Tanto los tapizados de cuero sintético utilizados por Bimos (Skai y Magic) como las versiones de espuma integral ofrecen el máximo grado de resistencia. La idoneidad de las sillas de laboratorio para su uso en combinación con productos de limpieza y desinfección ha sido certificada por el Instituto Fraunhofer según la norma ISO 2812.







¿Le interesan las sillas de laboratorio con resistencia certificada contra los productos desinfectantes y de limpieza? Aquí puede acceder a la gama de productos de Bimos.




  0
  0





volver a la vista PDF imprimer